¿Qué hacer si los cuidados de su familiar con demencia lo han sobrepasado?

 

Tener a su cargo a un familiar con demencia en casa puede llegar a ser algo muy agotador de forma física y mental. Si bien cuidar a su ser querido puede ser gratificante, también implica muchos factores estresantes. Además, el cuidado del Alzheimer es un desafío a largo plazo que tiene un impacto emocional que va en aumento con el paso del tiempo.

 

Lo cierto es que el Alzheimer y cualquier otro tipo de demencia son enfermedades que no tienen vuelta atrás y los cuidadores pueden llegar a enfrentar años o incluso décadas de responsabilidades y cuidados. Pero, ¿qué pasa cuando usted siente que dichos cuidados están sobrepasándolo?

 

No se pierda nuestro blog: 9 señales que le indican que usted tiene “Fatiga de la compasión”

 

Es normal sentir desaliento y frustración, ya que a pesar de sus esfuerzos su familiar no mejora; peor aún, su condición parece deteriorarse gradualmente. Sin embargo, debe comprender que las enfermedades cognitivas son degenerativas y si en casa no le brindan cuidado especializado, lo más seguro es que su ser querido vaya perdiendo habilidades a un paso más acelerado.

 

¿Qué es el cuidado especializado para adultos mayores con Alzheimer?

 

Cuando un adulto mayor no tiene alguna enfermedad que afecte directamente su condición cognitiva puede llevar una vida totalmente normal; incluso, hay muchos que a edad avanzada pueden y desean seguir trabajando. Hacen sus actividades de rutina sin complicaciones y aunque a veces requieren ayuda para ciertas tareas, pueden ser totalmente independientes y autónomos.

 

Esto es algo que no sucede con un adulto mayor con demencia, pues con el tiempo irán requiriendo más y más cuidados y atenciones que a veces en casa, por cuestiones de tiempo, espacio o desconocimiento, no pueden ser brindados.

 

El cuidado especializado para adultos mayores con Alzheimer son programas para el cuidado de la memoria que atiende a personas con algún daño cognitivo de leve a severo. En estos se brinda una atención personalizada que se desarrolla mediante evaluaciones previas para analizar las necesidades e historia de vida del paciente.

 

A través de esto, se elabora un programa individual que contiene actividades cuidadosamente planificadas en donde se respetan las capacidades de cada persona. Dichas actividades tienen por objetivo enlentecer la pérdida de memoria.

 

¿Qué tipo de actividades se realizan en un programa de cuidado del Alzheimer?

 

Todas las actividades de un programa de cuidado de la memoria buscan estimular de forma completa a los adultos mayores con Alzheimer para que tengan una atención integral, es decir, de su mente, cuerpo y espíritu.

 

Por ejemplo, hay tareas manuales que ayudan a que los residentes se mantengan activos física y mentalmente. Además, estimulan sus capacidades creativas, su motricidad y concentración. Otras más ejercitan la parte cognitiva que activa la coordinación y permiten asegurar su estabilidad emocional.

 

¿Cómo saber si su familiar con demencia requiere cuidado especializado?

 

Como todos lo saben, las enfermedades cognitivas no tienen cura y tarde o temprano todas las personas con Alzheimer o algún otro tipo de demencia requerirán de mayores cuidados debido a la pérdida de sus habilidades físicas y mentales.

 

En primer lugar, es importante que usted conozca en qué etapa de demencia se encuentra su familiar, ya que de esto dependerá el tipo de programa que necesita. Mientras más pronto un adulto mayor reciba atención especializada, más oportunidad tiene de conservar su reserva cognitiva por mucho más tiempo.

 

Ahora, ¿cómo puede estar seguro de que su padre o madre debería vivir en una casa de retiro especializada para el cuidado de la memoria? Le compartimos algunas preguntas que podrían ayudarle a tomar una decisión.

 

1. ¿Cuánto ha progresado la enfermedad cognitiva de su familiar?

 

Como lo mencionamos, las enfermedades cognitivas se dividen por etapas: temprana, moderada y avanzada. En cada una se requieren diferentes tipos de cuidados y actividades.

 

Por ejemplo, un adulto mayor en una etapa temprana de alguna demencia puede vivir relativamente normal y generalmente pueden permanecer viviendo en sus propios hogares, pero si no reciben una estimulación adecuada, la pérdida de memoria avanzará mucho más rápido.

 

En las etapas moderada y avanzada los adultos mayores no experimentan solo confusiones y olvidos, sino que su cuerpo y mente van perdiendo otras habilidades y destrezas y las actividades que antes eran sencillas de realizar, ahora son todo un desafío, por ejemplo: desde vestirse, bañarse o lavarse los dientes y hasta poder comer o beber algo.

 

Sea cual sea la etapa en que se encuentre su familiar, debe saber que una casa de retiro especializada en el cuidado del Alzheimer le ofrecerá justo lo que su padre o madre necesita para satisfacer sus necesidades.

 

2. ¿Cuánto apoyo necesita su familiar?

 

Esta pregunta va muy de la mano con la anterior, pues la cantidad de apoyo que necesite su familiar dependerá de la etapa de la enfermedad en que se encuentre, pero también de los síntomas y las dificultades específicas de cada persona.

 

3. ¿Es usted lo suficientemente fuerte físicamente?

 

Sabemos que esta pregunta puede ser un poco extraña, pero cuidar a un adulto mayor con Alzheimer puede ser físicamente exigente y es posible que necesite ayuda para entrar y salir del baño o la ducha o levantarse de la cama. Además, también pueden volverse agresivos debido a las crisis típicas de la enfermedad.

 

4. ¿Se siente emocionalmente capaz de hacer frente a todos los cuidados de su familiar?

 

Más allá de los retos físicos, cuidar a un ser querido con Alzheimer lo pone en grave riesgo de sufrir depresión. Esto no es algo anormal, ya que, a pesar de que cuidar de su padre o madre puede ser gratificante, también es exigente, estresante e implacable. Además, consume mucho tiempo, lo que limita su capacidad para socializar o disfrutar de su tiempo libre; incluso puede tener dificultades para atender a su propia familia o cumplir con sus compromisos laborales.

 

Esto, con el tiempo, no solo lo afectará a usted como cuidador en casa, sino también a su familiar a cargo, ya que, si usted no se encuentra bien emocionalmente, no tendrá la capacidad de cuidar a su ser querido de la manera en que le gustaría.

 

5. ¿Su ser querido está seguro en casa?

 

Hay varios factores que debe considerar cuando evalúa la seguridad de su padre o madre en su propio hogar. La demencia puede hacer que quienes la padecen se pongan en riesgo y existen algunos accidentes comunes que puede sufrir un adulto mayor con Alzheimer, por ejemplo: dejar las cacerolas en la estufa, dejar el gas encendido, ingerir productos químicos tóxicos o venenosos, resbalar y caer; también pueden salir a la calle y perderse o tropezarse con el tráfico.

 

De igual manera, si usted no tiene la fuerza física suficiente para ayudarlos, a medida que se vuelvan más dependientes físicamente, es posible que no pueda protegerlos de las caídas o levantarlos de manera segura.

 

Algunos adultos mayores con Alzheimer desarrollan comportamientos agresivos que pueden poner en riesgo a quienes los rodean. O si comparten el hogar con miembros de la familia, su comportamiento olvidadizo podría causar daño a sus convivientes.

 

6. ¿Su familiar con Alzheimer tiene una rutina saludable y estructurada?

 

Es importante comprender que la rutina juega un papel muy importante en los adultos mayores con daño cognitivo, pues les permite llevar una vida consistente y estructurada. Además, también necesitan de una dieta saludable, actividad física regular y estimulación mental y social.

 

Sin embargo, sabemos que al cuidar a su padre o madre con Alzheimer en casa le puede resultar imposible ofrecerle una rutina diaria que apoye su bienestar. Por ello, lo mejor es considerar que su ser querido viva en una casa de retiro especializada.

 

Sabemos qué tomar la decisión de que su familiar viva en otro lado, que no sea su casa puede llegar a ser muy difícil. No obstante, es crucial que usted sea sincero consigo mismo y acepte que los cuidados que usted brinda, por más llenos de amor que estén, simplemente no son suficientes ni lo serán con el paso del tiempo y el avance de la enfermedad.

 

Tal vez le interese: ¿Se siente culpable de querer llevar a su familiar con Alzheimer a una casa de retiro especializada? ¡Es un acto de amor!

 

Si cree que los cuidados de su familiar con demencia lo han sobrepasado, en Belmont Village podemos ayudarlo. Nuestra residencia no solo es la más exclusiva en México, sino también, la única que cuenta con programas especializados para cada etapa del Alzheimer.

 

Si su padre o madre vive bajo nuestro resguardo, usted podrá estar seguro de que estará bajo los mejores cuidados, las 24 horas del día, los 365 días del año. Además, estamos a tan solo unos pasos del Centro Médico ABC, por lo que, en caso de alguna emergencia, su familiar tendrá atención en cuestión de minutos.

 

¿Quiere conocer más sobre nuestros programas para el cuidado de la memoria? Lo invitamos a que nos visite para que compruebe la experiencia de Belmont Village. Reserve su cita en este enlace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.