¿Cómo saber en qué etapa de demencia se encuentra mi familiar?

 

como-saber-en-que-etapa-de-demencia-se-encuentra-mi-familiar

La experiencia de cada persona con demencia es diferente, por lo tanto, definir una escala en la que su familiar puede encontrarse es un tanto complejo. En una casa de retiro especializada en problemas de la memoria puede haber pacientes que pierden la capacidad de hablar antes que otros o están aquellos en etapas avanzadas que pueden comunicarse muy bien. Entonces, ¿cómo saberlo? 

 

Según la escala de Reisberg o la Escala de Deterioro Global de la Evaluación de la Demencia Degenerativa Primaria desarrollada por el Dr. Barry Resiberg, las etapas de la demencia, de forma resumida, son los siguientes:

Diagnóstico

Escenario

Signos y síntomas

No demencia

Etapa 1: sin deterioro cognitivo

Las funciones son normales, no hay pérdida de la memoria y se es mentalmente sano. 

No demencia

Etapa 2: deterioro cognitivo muy leve

Olvidos normales asociados a la edad. Los síntomas no son evidentes. 

No demencia

Etapa 3: deterioro cognitivo leve

Incremento de los olvidos, dificultad para concentrarse. 

Etapa temprana

Etapa 4: deterioro cognitivo moderado

Dificultad para concentrarse, disminución de la memoria de eventos recientes, problemas para manejar finanzas o viajar solo a nuevas ubicaciones. 

Etapa media

Etapa 5: deterioro cognitivo moderadamente severo

Mayores deficiencias de la memoria y necesita asistencia completa en sus actividades diarias. La pérdida de memoria es más usual e incluye aspectos de la vida actuales. 

Etapa media 

Etapa 6: deterioro cognitivo severo (demencia media)

Requieren asistencia extensa para hacer sus actividades diarias, comienzan a olvidar nombres de familiares o allegados; problemas de incontinencia y para poder hablar, cambios en carácter y personalidad. 

Etapa tardía

Etapa 7: deterioro cognitivo muy severo (demencia tardía)

No hay habilidad para hablar o comunicarse. Requiere de asistencia para actividades diarias. Pérdida de habilidades psicomotoras. 

Si bien esta escala es correcta, no se puede aplicar para todos los casos de demencia en cada persona, pues habrá adultos mayores que se encuentren entre un 4.5 o un 6.5. ¿Por qué? Si bien las básculas o escalas son muy buenas en los entornos clínicos, son un tanto difíciles de usar para los familiares y los cuidadores de un adulto con demencia. 

 

Los síntomas y los signos de demencia dependen del tipo de demencia que tengan y no todas las etapas se aplican al pie de la letra para todos. Por lo tanto, la experta en demencia, Rachel Wonderlin,  sugiere algo más práctico: etapa inicial, etapa moderada y etapa avanzada. 

 

Si bien esto puede parecer demasiado escaso para poder determinar en qué punto se encuentra su familiar, es importante comprender que los adultos mayores con demencia pasan su enfermedad a diferentes ritmos y regularmente tienen síntomas completamente diferentes en cada una de las etapas. 

 

A continuación le compartimos la escala que ha desarrollado Rachel Wonderlin para saber en qué etapa de demencia se encuentra su familiar. 

 

Etapas de la demencia según Rachel Wonderlin 

 

1. Etapa temprana

 

Es importante no confundir esta etapa con la de “inicio temprano”, que significa que se realiza un diagnóstico antes de los 65 años. 

 

En la etapa temprana los adultos mayores suelen estar conscientes de sus deficiencias, pero aún tienen un comportamiento normal y sus funciones se encuentran bien dentro de lo que cabe. 

 

¿Qué problemas se empiezan a notar? Problemas con sus recuerdos, dificultad para entender cómo funciona el tiempo, lo que hace que lleguen tarde a citas o se confunden de fecha. Mezclan nombres, pero no se dan cuenta de que lo han hecho. 

 

Durante esta etapa de la demencia, tanto familiares como amigos pueden comenzar a notar los cambios, pero no están muy seguros de cómo actuar o qué hacer al respecto. 

 

2. Etapa moderada

 

Esta es la etapa en donde los adultos mayores no se dan cuenta de que tienen una discapacidad y continúan sus días como normalmente lo harían y no se dan cuenta de que algo anda mal; sin embargo, sus funciones ya no son tan óptimas. 

 

¿Qué problemas se empiezan a notar? Los adultos mayores, ya sea en una casa de retiro o en su hogar, empiezan a tener dificultad para comer, bañarse, vestirse y/o tomar decisiones. Además,  su estado de ánimo cambia constantemente, tienen problemas para comunicarse y se les puede encontrar deambulando sin saber qué hacer o hacia dónde ir. 

 

Uno de los signos de demencia más notorios para detectar esta etapa es cuando el adulto mayor presenta una mirada “lejana”; están presentes, pero realmente no están allí. 

 

3. Etapa avanzada 

 

En esta etapa el adulto mayor con demencia no sabe en lo absoluto que está enfermo. 

 

¿Qué problemas se empiezan a notar? A menudo tiene problemas en todas sus actividades diarias y necesita que un cuidador, en su hogar o en una casa de retiro, haga todo por él o ella. Ya no puede interactuar de la misma manera con las personas que lo rodean. 

 

Esta forma de determinar la etapa de demencia de un adulto mayor es ideal para cuidadores y familiares, más no es de uso clínico. Sin embargo, se recomienda utilizarla para tener un escenario más realista en la vida cotidiana. 

 

Para un cuidador o familiar es mucho más difícil asignar un número dentro de una escala de síntomas y signos, que solo pensar en etapas en donde la descripción de problemas es más común. 

 

De cualquier forma, cuando usted y su familiar con demencia acudan a un especialista podrá obtener mayor detalle sobre la enfermedad y su etapa. 

 

¿Cómo atender cada etapa de la demencia? 

 

Actualmente, el cuidado del Alzheimer y otras demencias tienen diferentes tipos de atención. En una casa de retiro especializada en problemas de la memoria, además de contar con médicos y cuidadores disponibles en cualquier momento para atender a su familiar, también cuentan con programas que buscan enlentecer el avance de la enfermedad y brindar una mejor calidad de vida en cada una sus etapas. 

 

En Belmont Village somos una casa de retiro para adultos mayores con una zona exclusiva para el cuidado de la memoria. Esto significa que brindamos un espacio seguro, pero también estimulante, esto, con la intención de que nuestros residentes con alguna demencia puedan trabajar sus funciones y habilidades constantemente. 

 

Contamos todos los días con un plan de actividades que los residentes con demencia realizan para seguir estimulando todos sus sentidos y de esta manera, la pérdida tanto de memoria como de otras funcionalidades como la comunicación, permanezcan durante más tiempo conforme avanza la enfermedad. 

 

Nuestros programas especializados para el cuidado de la demencia son los siguientes: 

 

  • Circle of Friends: para adultos mayores con deterioro cognitivo leve. 
  • Memory Care: para adultos mayores con deterioro cognitivo moderado. 
  • Memory Care Sensory: para adultos mayores con deterioro cognitivo severo. 

 

Además de nuestros programas con estándares internacionales, nuestra casa de retiro es un espacio exclusivo en donde su familiar mayor tendrá disponible todas las facilidades y atenciones que requiere las 24 horas del día, los 365 días del año. Y, en caso de necesitar atención médica urgente, estamos a tan solo unos pasos del Centro Médico ABC. 

 

Si desea conocer de qué manera atendemos los casos de demencia en sus diferentes etapas y cuáles son los cuidados que ofrece nuestra residencia para adultos mayores, lo invitamos a ponerse en contacto con nosotros a través de este enlace

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.