¿Las residencias para adultos mayores pueden ayudar a reactivar la memoria?

 

shutterstock_683540500 (1)

 

La facultad de recordar de manera rápida y concisa es indispensable para todo ser humano. Desafortunadamente es una capacidad que va sufriendo severas afectaciones con el pasar de los años; sin embargo, hay posibilidades de prevenir o enlentecer un poco ese proceso a través de programas especializados dentro de una residencia para adultos mayores. 

 

¿Realmente es posible que un adulto mayor reactive su memoria? 

 

¡Por supuesto! En un estudio expuesto en el artículo “Elderly could learn to improve memory” de la BBC, se logró determinar que los adultos mayores pueden mejorar su memoria con actividades simples, por ejemplo:

 

  • Categorizar palabras. Este es un ejercicio de memoria simple, en donde se le pide a la persona mayor relacionar una palabra con una imagen, o colocar palabras en grupos. De esta forma, su cerebro se mantiene en constante actividad, lo que lo mantiene alerta, atento y ágil mental.
  • Pláticas, juegos, compañía. Si la persona mayor se mantiene ocupada, acompañada y se siente segura, sus niveles de ansiedad se reducirán drásticamente; esto le ayudará a tener recuerdos más claros y duraderos.

 

¿De qué manera las residencias para adultos mayores ayudan en este proceso? 

 

En una residencia para adultos mayores, la persona podrá tener más confianza y tranquilidad. Siempre habrá alguien brindándole cuidado personalizado. Algunas de las bondades que le ayudarán a reactivar su memoria y vivir con plenitud, son las siguientes:

 

1) Dieta balanceada

En el estudio “Caloric restriction improves memory in elderly humans” podemos observar que una dieta reducida en calorías tiene efectos favorables en las personas al envejecer. Cada persona es distinta y tiene diferentes necesidades nutrimentales, por lo que debe crearse un programa de alimentación personalizado y elaborado por profesionales. En las residencias para adultos mayores las alternativas de alimentación son balanceadas y diseñadas por expertos en el ámbito culinario, aportando numerosos beneficios al cerebro y la memoria.

 

2) Organización y atención

En una residencia para adultos mayores, se tienen horarios fijos y lugares establecidos para cada terapia ocupacional, esto da tranquilidad a las personas, puesto que no tienen que preocuparse por cambios inesperados que les den tensión y presión innecesaria. Así su mente está despejada de preocupaciones, y dispuesta a enfocarse en situaciones de aprendizaje.

 

Además, las instalaciones permiten llevar una rutina más cómoda, pues cuentan con espacios adecuados para adultos mayores con Alzheimer o algún tipo de demencia. 

 

3) Paciencia y apertura 

La gente mayor debe estar rodeada de personas especializadas que tengan tiempo y paciencia para escucharlos, entenderlos y atenderlos, ofreciéndoles un ambiente calmado y de respuestas. Una residencia para adultos mayores cuenta con gente que tiene verdadera vocación de servicio y que siempre busca dinámicas que fomenten la independencia y dignidad, acompañándolos a una vida plena y de bienestar.

 

Los problemas de Alzheimer son más comunes de lo que podría pensar. Sin embargo, es un padecimiento que puede prevenirse y enlentecer con una atención correcta. ¿Quiere venir a conocer cómo viven nuestros residentes en Belmont Village Senior Living?   ¡No lo piense más, haga su cita hoy mismo!

 

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Marque como favorito el Enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.