¿Cómo se incrementa la socialización en una casa de retiro?

 

 

Bien dicen que una vida social activa es la mejor medicina para los adultos mayores, pero, ¿esto es totalmente cierto? ¡Por supuesto! En este blog le hablaremos un poco acerca de la importancia de la socialización y de qué manera una casa de retiro la fomenta y mantiene para aumentar la calidad de vida de sus residentes. 

 

¿Por qué la socialización es tan importante para un adulto mayor? 

 

A medida que las personas van envejeciendo, las relaciones sociales se vuelven cada vez más difíciles de conservar y/o activar. Esto, debido a que, por la misma edad, los adultos mayores evitan socializar al mismo ritmo en que lo hacían cuando eran jóvenes. Algunas razones pueden ser la falta de movilidad, que le es difícil trasladarse a los puntos de reunión o el uso de silla de ruedas o andaderas hace de estas salidas algo más arduo y exigente. 

 

De esta manera, las barreras físicas y personales entre ellos y la socialización se acrecientan y quedarse en casa se convierte en una opción más viable. Sin embargo, la falta de vida social en un adulto mayor puede tener afectaciones graves de salud tanto física como mental. 

 

Es por ello, que en una casa de retiro se fomentan siempre actividades que ayuden a que los residentes constantemente socialicen. Pero, descuide, en un momento le hablaremos más de esto. 

 

¿De qué forma la socialización ayuda en la vida de un adulto mayor? 

 

Le compartimos a continuación una lista de los beneficios más notables que la vida social tiene para los adultos mayores. 

 

1. La socialización reduce las tasas de depresión 

 

La depresión suele presentar señales similares a las de la demencia y se ha convertido en un fuerte problema de salud mental en los adultos mayores. Esta es provocada comúnmente por la soledad física o emocional o la culpa que sienten cuando se aíslan a medida que envejecen. 

 

Cuando un adulto mayor no quiere socializar, el aislamiento empeora el avance de la depresión. Pero la socialización brinda oportunidades para aprender, conversar, reír, recordar buenos momentos y ser estimulado hasta el punto en que la depresión pueda ir poco a poco desapareciendo. 

 

2. La socialización tiene un impacto positivo en la salud 

 

Los adultos mayores con una vida social activa tienden a evitar muchas dificultades físicas, cognitivas y emocionales en comparación con aquellos que se aíslan. Entre los impactos más positivos se encuentran los siguientes: 

 

  • Reducción del estrés 
  • Mayor longevidad 
  • Aumento en activación física 
  • Reducción de sufrir de depresión
  • Disminución de la ansiedad 
  • Mejoramiento del autoestima 

 

El que un adulto mayor tenga una vida social activa lo ayuda a tener una razón más fuerte para levantarse de buen humor, arreglarse, compartir experiencias y hacer más actividades que puedan resultar de beneficio para su cuerpo y mente. 

 

3. La socialización mejora la memoria y ayuda a prevenir la demencia 

 

Se ha relacionado la falta de socialización con un mayor riesgo de padecer demencia u otras enfermedades relacionadas con la memoria. Esto, porque a medida que un adulto va envejeciendo es importante que su cerebro se mantenga estimulado y la vida social puede ayudar a mantener sus funciones cognitivas adecuadas al ejercitar la mente de diferentes maneras.

 

Un estudio publicado por Medical News Today sugiere que las interacciones con amigos (no parientes) pueden disminuir el riesgo de demencia hasta en un 12%. Esto, porque la socialización disminuye el estrés en el cerebro que puede ralentizar las funciones mentales; además, crea una reserva de energía mental y promueve el comportamiento y la interacción saludables. 

 

¿Cómo una casa de retiro aumenta la socialización? 

 

Una casa de retiro para adultos mayores facilita que los residentes socialicen con sus compañeros. Además, dentro de las instalaciones existen muchas áreas comunes donde pueden reunirse, así como actividades estructuradas como juegos, eventos, excursiones y más, en los que pueden pasar un momento agradable y tienen la oportunidad de cosechar nuevas amistades con personas de su misma edad. 

 

El New York Times destacó en un artículo que la soledad y aislamiento social ha ido aumentando en los adultos mayores, afectando su salud física y mental. Sin embargo, muchas personas se han beneficiado de vivir en alguna casa de retiro gracias a las actividades compartidas, la convivencia y la mayor cantidad de amigos potenciales con intereses similares. 

 

Esto coloca a una casa de retiro como una excelente opción para combatir la soledad y lograr que su familiar disfrute al máximo esta hermosa etapa de su vida. 

¿Sabe cuál es la mejor casa de retiro en México? En Belmont Village estaremos muy entusiasmados de que conozca nuestros servicios. Si desea saber más acerca de nuestra residencia para adultos mayores, no lo piense más y dé clic en este enlace para que uno de nuestros expertos se ponga en contacto con usted.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.