¿Cómo se cuida el Parkinson en una casa de retiro para adultos mayores?

 

MCS1

Cuidar a un ser querido con la enfermedad de Parkinson nunca es fácil, especialmente conforme avanza el padecimiento. Al principio, puede que solo requiera ayuda con el transporte y para realizar ciertas actividades, pero a medida que evolucionan los síntomas, la persona se va debilitando y necesitará mucha más ayuda especializada. Para ello, una casa de retiro para adultos mayores puede ser la mejor alternativa.

 

Es importante recalcar que los pacientes con la enfermedad de Parkinson merecen vivir con dignidad y respeto en la comodidad de un entorno familiar. Por lo tanto, es vital que, en caso de optar por una casa de retiro para adultos mayores, esta le brinde ese confort y cuidado especializado.

 

A continuación, le compartimos el tipo de cuidado que un adulto mayor puede recibir en una casa de retiro.

 

¿Cómo debe ser el cuidado de un adulto mayor con Parkinson? 

 

El cuidado de un adulto mayor con Parkinson cambiará a medida que progrese la enfermedad. Y si bien es probable que al inicio del padecimiento la persona pueda cuidarse por sí misma, su dependencia crecerá inevitablemente y en algún momento necesitarán ayuda con sus tareas personales diarias, la administración de medicamentos y la toma de decisiones financieras.

 

Esta enfermedad supone una carga significativa para los cuidadores y familiares y tienden a sufrir tasas más altas de ansiedad, depresión y problemas relacionados con el sueño. Estas cargas pueden llevar a la familia a explorar alternativas para el cuidado de su ser querido, como lo puede ser una casa de retiro para adultos mayores.

 

En una casa de retiro, los residentes con la enfermedad de Parkinson reciben ayuda en sus tareas diarias, tienen preparación de comidas con una dieta rica en nutrientes y sabor, administración de medicamentos, atención médica las 24 horas del día, así como la realización de actividades acordes a sus capacidades.

 

¿Qué tipos de actividades puede realizar un adulto mayor con Parkinson? 

 

Actividades físicas

 

El ejercicio es una parte importante en la vida de todas las personas y para aquellas con la enfermedad de Parkinson no es la excepción. La actividad física es un componente vital para mantener el equilibrio, la movilidad y las actividades diarias. Además de que es posible mejorar muchos síntomas para brindar una mayor calidad de vida al residente.

 

Algunos de los ejercicios que un adulto mayor con Parkinson puede hacer son los siguientes:

 

  • Actividad aeróbica
  • Entrenamiento de fuerza
  • Equilibrio, agilidad y multitarea
  • Flexibilidad

 

Estos ejercicios pueden realizarse, además de en el acondicionamiento físico diario, en clases de yoga, pilates o baile. Todos ellos con efectos positivos en la salud y ánimo del paciente con Parkinson.

 

Actividades especializadas 

 

Las actividades creativas tienen efectos terapéuticos en los adultos mayores con Parkinson, además, les brindan una mayor satisfacción con su vida. Los individuos responden a diferentes estímulos, por lo que es importante que una casa de retiro especializada brinde diferentes tipos de actividades para determinar cuál es la mejor para cada residente.

 

Entre algunas de las actividades que se pueden encontrar en una casa de retiro son:

 

Terapia creativa

 

La creatividad apela a los sentidos y ayuda a las personas a expresarse de muchas formas. El cerebro tiene la capacidad de alterar su estructura en respuesta a las experiencias y adquirir nuevas habilidades mediante el aprendizaje de nuevas cosas puede resultar positivo para aliviar síntomas tanto mentales como físicos. 

 

Algunas de las actividades creativas y terapéuticas que se realizan en una casa de retiro son las clases de manualidades e historia del arte.

 

Terapia musical

 

En los últimos años se han desarrollado métodos simples basados en música que permiten a los cuidadores y especialistas ayudar a los adultos mayores con Parkinson a través de la voz, el movimiento y la escucha de música. 

 

Hay dos tipos de musicoterapia: “Activa” que implica el uso de la voz, instrumentos y movimiento y “Pasiva” que implica la escucha estructurada de la música. Cada tipo tiene programas musicales específicos para individuos o grupos de acuerdo a sus habilidades emocionales, físicas, sociales y cognitivas. 

 

Estas terapias ayudan mucho a caminar o bailar debido al ritmo musical, además se pueden percibir beneficios motores y psicológicos.  

 

Si usted desea conocer qué más tipos de cuidados puede recibir un adulto mayor con Parkinson en una casa de retiro, lo invitamos a comunicarse con nosotros en Belmont Village. Nuestro lema es amor de casa, cuidado de expertos, pues para nosotros lo más importante es brindar la mejor atención y calidad de vida a su ser querido. 

Dé clic en este enlace para hablar con uno de nuestros expertos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.