¿Por qué es importante reconocer cuando la fatiga es más que sentirse cansado?

 

IMG-6816

Sentirse cansado es completamente normal y un adulto mayor no está exento de sentir estrés o presión por el día a día. Sin embargo, la falta de energía constante puede ser señal de atención. La fatiga puede aparecer durante el envejecimiento por muchas razones, por ejemplo: 

 

  • Cambios en la dieta
  • Ejercicio o hábitos
  • Signos de una enfermedad compleja 

 

¿Usted considera que su padre o madre tiene un cansancio fuera de lo normal? Nuestra casa de retiro para adultos mayores lo ayuda mediante este contenido a conocer más acerca de la fatiga y detectar cuando los cambios en el ánimo de su familiar le están tratando de decir algo más. 

 

¿Qué es la fatiga? 

 

Es importante aclarar que la fatiga la puede sentir cualquier persona sin importar su edad. Esta se define como la sensación de agotamiento, cansancio o falta de energía y debe cumplir con tres criterios para que sea considerada como tal: 

 

  • Debilidad generalizada que impide realizar actividades como normalmente
  • Capacidad reducida por mantener la actividad
  • Dificultad de concentración, memoria y estabilidad emocional 

 

La fatiga puede ser provocada por diferentes razones, pero en el adulto mayor, las causas pueden ser principalmente las siguientes: 

 

1. Problemas mentales o emocionales 

 

Problemas financieros, de salud o la ansiedad del futuro incierto pueden ser razones de sobra para que un adulto mayor se sienta fatigado. 

 

Podría pensarse que una persona mayor al retirarse podría sentirse liberado y con mucho ánimo por hacer nuevas cosas, pero para muchos, este tiempo libre se convierte en días de aburrimiento y letargo que pueden llevarlo a la depresión

 

Otra razón que puede desembocar en un problema más grave derivado de la fatiga y los cambios de ánimo es la pérdida de la pareja o alguna amistad muy querida. Por lo tanto, el duelo también es razón para sentirse más que cansado. 

 

2. Debilidad muscular 

 

Conforme avanza el envejecimiento, los huesos y los músculos van perdiendo fuerza y las actividades de rutina como vestirse, bañarse o cocinar, que antes eran fáciles de cumplir, cada vez se van haciendo más pesadas, lo que llega a generar fatiga en el adulto mayor. 

 

Es importante asegurarse de que su padre o madre descarte tener algún padecimiento óseo como la osteoporosis. De cualquier manera, es recomendable que los adultos mayores sigan manteniendo sus actividades físicas para cuidar de su salud

 

En una casa de retiro para adultos mayores se realizan actividades diarias óptimas para las habilidades de los residentes. 

3. Enfermedades subyacentes 

 

Es muy normal que un adulto mayor no informe a su médico sobre padecimientos que vaya notando, pues los atribuye automáticamente al envejecimiento. Sin embargo, existen condiciones médicas que generan fatiga como primer signo de alguna condición más compleja, como: 

 

  • Infecciones
  • Diabetes
  • Enfermedades crónicas
  • Enfermedades renales o hepáticas
  • Cáncer
  • Depresión
  • Fibromialgia (especialmente en las mujeres adultas)
  • Anemia
  • Apnea del sueño

 

Por lo tanto, ante la presencia de una fatiga constante, lo mejor es que su padre o madre visite a su médico de cabecera para una revisión general y descarten otras enfermedades graves. 

 

Si su familiar vive en una casa de retiro para adultos mayores, seguramente los cuidadores le informarán si notan algo extraño en el comportamiento de su ser querido y los médicos internos podrán atenderlo a la brevedad para comenzar con algún tratamiento o solución. 

¿Cómo puede un adulto mayor evitar la fatiga? 

 

Como mencionamos al inicio de este contenido, sentirse cansado es completamente normal, pero la pérdida de energía total puede indicarnos aspectos más complejos o simplemente es señal de que el adulto mayor está descuidando su actividad física. 

 

Por fortuna sí hay actividades y hábitos que una persona mayor puede incorporar a su rutina del día a día para ir recuperando su ánimo. Tome en cuenta lo siguiente: 

 

  • Realizar ejercicio físico de manera regular 
  • Aprender sobre la “higiene del sueño” 
  • Dejar malos hábitos como fumar o beber en exceso
  • Mantener una vida social activa 

 

Lo mejor es apoyar en todo momento a su padre o madre y buscar la ayuda médica correspondiente que pueda poner en forma nuevamente la rutina de su ser querido. 

 

Belmont Village, casa de retiro para adultos mayores que fomenta la actividad física

 

En nuestra exclusiva casa de retiro para adultos mayores, Belmont Village, la salud de nuestros residentes es lo más importante y contamos con actividades diarias que ayudan a mantenerlos en sintonía con su cuerpo y mente. 

 

Todas las actividades son personalizadas y lideradas por especialistas dedicados a la salud del adulto mayor, por lo que todo ejercicio realizado está bajo supervisión y atiende exactamente lo que su padre o madre necesita. 

 

Entre nuestras clases de zumba, yoga y el gimnasio con aparatos aptos para un adulto mayor, su ser querido podrá recuperar el ánimo que ha ido perdiendo con el paso de los años. Además, podrá mantener su vida social activa al conocer gente de su edad y las mismas experiencias con las que pueda compartir sus vivencias. 

 

Si desea conocer nuestras instalaciones de lujo y ver la forma en nuestros residentes disfrutan de su rutina diaria, lo invitamos a ponerse en contacto con nosotros a través de este enlace: Deseo que me contacten

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.